K-LASER

Láser de alta potencia

K-LASER es un láser de alta potencia el cual utilizamos en nuestros tratamientos de fisioterapia. Dicho láser nos ayuda a acelerar el proceso de recuperación mediante la regeneración de las células, ya que al penetrar profundamente en los tejidos aumenta significativamente la energía que nuestras células tienen disponibles.

De esta forma dichas células son capaces de asimilar nutrientes a un ritmo más alto haciendo que el tiempo de recuperación de músculos, tendones y ligamentos sea menor. Además, los fotones que emitidos por la luz infrarroja hacen que aumente el oxígeno, el agua y los nutrientes de la zona afectada, que se traduce en la reducción de la inflamación y del dolor. La terapia con láser se considera no invasiva por lo que el paciente no experimentará ningún tipo de dolor durante el tratamiento.

Esta terapia podemos usarla en múltiples dolencias, algunas de las más habituales son la tendinitis, los esguinces o contusiones, la artritis, dolor en el talón o úlceras. El objetivo al usar esta terapia es el de erradicar el dolor y la inflamación para conseguir que las células y tejidos recuperen su estado anterior.